viernes, 12 de mayo de 2017

EQUILIBRIO EMOCIONAL





La salud mental positiva se manifiesta cuando existe un equilibrio entre nuestros deseos y realidades,          vivimos armónicamente con nuestro entorno y nuestras posibilidades psíquicas, físicas y económicas. Es decir, nos     acercamos al equilibrio emocional cuando aceptamos que tenemos limitaciones (de salud, de integración social etc.) y hemos logrado una adaptación  sana a nuestra realidad. Esto no supone una acomodación a nuestras deficiencias, sino mas bien un intentar crecer, pero de la propia realidad de cada uno.

     
Este es el camino para llegar al equilibrio emocional y a la salud mental, que es una realidad dinámica, no estática,y, por esto, Devemos cultivarla todos los días para no caer en el malestar o en la locura, propiamente dicha. El equilibrio emocional como objetivo no es un proceso lineal y ascendente sino mas bien se representa  por una linea quebrada, con sus mas y sus menos, que convierte la biografía de cada uno de nosotros en una historia de avances y retrocesos, de estar sanos mentalmente, y estar menos sanos, donde lo que cuenta es como vamos superándonos como personas, es decir. nuestros pequeños y grandes logros cotidianos.

Equilibrio emocional, por esto podemos afirmar que la salud mental es un "equilibrio inestable", que se puede perder y también recuperar. Por tanto. esta perdida puede ser transitoria o definitiva, como ocurre en las grandes patologías psiquiátricas (esquizofrenia. depresiones psicóticas, etc,).

Una persona sana mentalmente, no es la que no tiene problemas, ni angustias, sino aquella que ha sabido mantener el equilibrio entre sus deseos y su realidad. entre sus proyectos y capacidades, entre sus necesidades y posibilidades, entre su dependencia y la relación con los demás, sabremos pues, si una persona tiene un alto nivel de equilibrio emocional por su estabilidad en su vida cotidiana y por su capacidad para afrontar los contratiempos diarios,

Equilibrio emocional: Armonía entre el mundo exterior e interior.

Podríamos decir que el mundo exterior esta identificado por el "TENER" y el mundo interior por el "SER". Lo primero pues, esta representado por poseer la casa mas grande, el coche mas rápido, casarse con el hombre/la mujer mas guapo/a, comprar ropa de marca, etc. lo segundo se refiere a los sentimientos de paz, solidaridad, bondad, fortaleza, esperanza y también los sentimientos de ira, rabia, impulsividad, rencor, etc. que es preciso encausar para que el equilibrio emocional no se rompa,

Desde esta perspectiva, el equilibrio emocional, y por tanto la felicidad, consiste en lograr armonía entre el mundo externo y el mundo interno. El desequilibrio produce alteraciones del animo y de la conducta que conduce a la infelicidad. Si la balanza se inclina para el mundo externo en exclusividad, el ser humano evolucionara hacia una persona insaciable e infeliz; si por el contrario  quien predomina es el mundo interno negativo, el resultado también es la angustia y el sufrimiento.El afán normal de "TENER" se vincula siempre al bienestar personal, familiar o a una idea científica o religiosa, en cambio el afán neurótico de tener se cimienta sobre la propia inseguridad, el sentimiento de inferioridad o la angustia de la envidia.

ANTE UNA "ROSA" UNO PUEDE ACTUAR DE DOS MANERAS: DISFRUTARLA  CONTEMPLÁNDOLA (SER) O CORTARLA PARA POSEERLA.





















































No hay comentarios: